Soñar y conocer nuestros dragones

Cuando una sueña sola, solamente es un sueño.
Cuando muchas personas sueñan juntas, es el comienzo de una nueva realidad.
 Friedensreich Hundertwasser
logo dragondreaming

Dragon Dreaming es una metodología para el diseño y gestión de proyectos. Está inspirada en el activismo social y ambiental, la nueva física, las geociencias, los sistemas vivos, la teoría del caos y la complejidad, y la antigua sabiduría sostenible de la cultura aborigen australiana.

El proceso comienza soñando lo que queremos realizar y se ayuda de preguntas generativas, por ejemplo:

¿Cómo tiene que ser este proyecto para que tu puedas decir al final del mismo (puedes delimitarlo con tiempo si deseas) que ha sido la mejor inversión de mi tiempo y energías?

Un proyecto es toda acción que tiene un objetivo y un tiempo para cumplirse, también puede ser una pareja,  realizar una compra, etc.

Visita la web de la Federación española y aprende una nueva herramienta de desarrollo personal y social.
Anuncios

El proceso alquímico

En 1998 sufrí un accidente laboral por un abuso y mal uso de productos químicos (pesticidas). La exposición a una mezcla de agroquímicos en la oficina donde trabajaba me dejó graves secuelas, cambió mi visión del mundo y motivó mi proceso alquímico. Como superviviente, trato de traducir mi experiencia personal para el bien común: evitar más casos, ayudar a quienes están en el proceso.

Alchemical Laboratory Project GutenbergLa alquimia, capaz de convertir el plomo en oro, resulta una metáfora muy creativa para mí. Me refiero a ella como una herramienta que nos hace capaces de transformar-reciclar-desarrollar- renovar… nuestras estructuras mentales, emociones, actitudes, circunstancias, relaciones…Me inspira en el día a día, como una guía para aumentar mi/nuestra capacidad de resiliencia y felicidad, al fin y al cabo. Me refiero a Felicidad como miembros responsables de nuestra sociedad, no como seres edonistas desconectados. Para mí el proceso alquímico está muy relacionado con la ecología profunda.

Se trata de desarrollar nuestra capacidad de transformar las situaciones siendo personas creativas y proactivas, actitudes que son sabias en estos momentos. Sobretodo porque el gran proceso social que vivimos requiere una gran dosis de trabajo y desarrollo personal que se sume al trabajo colectivo y social en una espiral sin fín. Es lo que llamo la “con-ciencia adaptativa” y que cada persona desarrollamos más o menos consciente, colectiva y empoderada-mente.

Te invito a recorrer este espacio y comentar, compartir lo que consideres oportuno.

Muchas gracias por estar aquí y ahora, que disfrutes.

Talleres de creatividad, volver al estado de juego

Las actividades creativas son herramientas muy poderosas para trabajar nuestras fuentes de salud.

Existen diversas técnicas y prácticas que pueden ayudarnos a acercarnos de una manera especial a nuestras emociones, deseos, proyecciones, recuerdos, conflictos y fuentes de salud. La concentración, la memoria, la psicomotricidad fina y la imaginación movilizadas, activas, a la vez que expresamos algo que habita en nuestra mente, son aspectos que pueden beneficiar a las personas que necesitan restablecer su estado de salud. Cuando existen problemas de desarrollo cognitivo, como es el caso de la exposición a productos contaminantes (neurotóxicos), el trabajo terapéutico mediante las artes creativas ofrece resultados muy satisfactorios. Facilita la canalización y el trabajo de raíz con los determinantes de nuestro estado, sin usar técnicas o medicaciones que actúan sobre los síntomas sin trabajar sus causas,  como las terapias cognitivo- conductuales o los psicofármacos para tratar los estados de ánimo.

Mediante las técnicas artísticas que conocemos, podemos ejercitar nuestro cerebro y cuerpo de una manera agradable y podemos conectar con el estado más virtuoso, la predisposición al juego sin ego ni expectativa, tal como hacíamos en nuestra infancia. Es lo que se llama “esencia” y se le atribuye ser nuestra fuente de salud más básica. Muchas veces, esta expresión es difícil por la carga de conflictos, emociones que tenemos acumuladas. Los talleres que propongo tienen como objetivo ayudar en esta “descarga” personal y son:

A. El ejercicio de la pintura libre, (improvisada) o la expresión plástica per se. De manera divertida y espontánea, facilita la liberación emocional que, en compañía de personas experimentadas, es una técnica para afrontar los conflictos más internos, si se tienen. Si no es el caso, puede ser un encuentro multicolor que experimente la imaginación de cerca.

Nos puede dar mucha información de los bloqueos que guardamos inconscientemente y de nuestro estado de desarrollo cognitivo, emocional y psicológico. Son factores internos y únicos, (ecología individual) que necesitan expresarse, reconocerse y ser trabajados para el restablecimiento de nuestro estado de salud.

Son técnicas muy constructivas y satisfactorias, tanto para un acercamiento a los/as pacientes si eres profesional sociosanitario/a, como para conocerte a tí mismo/a, si quieres practicarlo en tu casa.

Se utilizan materiales ecológicos y se requiere un espacio suficientemente amplio como para movernos. Taller grupal o individual.

B. El juego teatral es otra herramienta muy rica para profundizar en nuestras inquietudes y habilidades. Existen numerosas técnicas que ayudan a exteriorizar nuestras emociones de manera canalizada, mejorar nuestra capacidad de expresión, tomar conciencia de nuestros cuerpos y sensaciones, incluso tomar decisiones y resolver conflictos personales. Por ejemplo, a través del role- playing (simular una situación personal conflictiva buscando su resolución), a través de la construcción de “personajes” podemos conocernos a nosotras/os mismos desde “fuera”, evitando juicios y canalizando lo que sentimos. También mediante las técnicas de trabajo actoral entrenamos la expresión oral, la expresión no verbal, la voz y la capacidad física de movimiento, aspectos que mejoran nuestro bienestar, nuestra confianza en nosotras/os mismos y mejora la capacidad de relacionarnos con los/as demás.

Las sesiones de juego teatral, se inician con ejercicios de relajación, visualización y psicomotricidad. Posteriormente se realizan ejercicios de expresión y finalmente se construyen personajes. Existen numerosas posibilidades en función del tiempo disponible, por lo que también se pueden llevar a cabo sesiones semanales, para que el trabajo se dosifique y sea más amplio. No obstante, en una tarde de juego teatral podemos aprender mucho de nosotros/as mismos/as.

Se necesita espacio suficiente para movernos, una esterilla o mantita para estirarnos en el suelo y un objeto significativo para nosotras/os.

Consulta, según tus necesidades, cómo podemos organizar un taller para tí y tu grupo.

lauradrosado@gmail.com

¡GRACIAS Y SALUD!

Economía social, el sistema de intercambio en comunidad

En el contexto de crisis económica que vivimos, cada vez somos más las personas que buscamos satisfacer nuestras necesidades sin hacernos cómplices del mercado neoliberal que ha convertido en negocio nuestra alimentación, salud, vivienda, educación, ocio, espiritualidad… Colonizando nuestra cultura e incluso nuestra imaginación.

Fruto de esta imaginación superviviente, del amor a la libertad, la igualdad y la creatividad, surgen cada vez más iniciativas de economías sociales, con el objetivo de que nuestros trabajos e impuestos sirvan para desarrollar y financiar los servicios públicos que necesitamos, tal como los necesitamos y no para fomentar descaradamente la riqueza de grupos elitistas que además nos excluyen de los procesos decisorios y los servicios públicos de calidad. Muchas iniciativas emergen ofreciendo herramientas de transición para tal cambio.

Una de estas iniciativas, que rescata y reorganiza el modo económico más antigüo de la humanidad, es el sistema Community Exchange System, (CES, en su nomenclatura original). Se erige como una forma de canalizar nuestras economías, al margen del dinero y favoreciendo el intercambio en redes de confianza.

Se basa en el intercambio de bienes y servicios y se utiliza de manera creciente en todo el planeta. Funciona como un banco del tiempo, un lugar donde hacer trueques o proponer nuevas monedas como los ECOS, utilizados por la Cooperativa Integral Catalana, por ejemplo.

Se trata de poner en alza los valores, las habilidades y capacidades que tenemos como personas creativas y que son anuladas o reprimidas por este orden mundial, donde el dinero que tenemos o dejamos de tener -si nos descuidamos- tinta incluso nuestras identidades.

Una forma de empoderamiento es sobreescribir esta dualidad que sufrimos “tener/no tener” con la de compartir/crear.

La primera es la que conduce tantas veces a la avaricia, la codicia, la usura, el individualismo, la rabia, la exclusión, la desigualdad y la marginación de personas que tienen como prioridad en sus vidas otros aspectos que no son mercantiles.

El desarrollo de  seres conscientes, creativos, ingenieros y artesanos sociales, dinamizadores de las sociedades verdaderamente avanzadas, correspondería al campo de la cooperación/creación. Este desarrollo parte desde nuestra individualidad, como células de un organismo que funciona como un todo, gracias a las aportaciones “locales” al bien común. Cuando los colectivos están anclados en la sostenibilidad, el respeto al medio que los cobija, como respetar los ciclos reproductivos de  la naturaleza, la motivación no puede ser lucrativa ni fomentar las desigualdades. La propuesta está en la línea de la motivación creadora, más allá de la indignación sumisa.

Os invito a conocer la experiencia y a participar en ella. Cuantas más personas y grupos lo hagamos, mayores posibilidades disfrutaremos.
Todas las personas tenemos la capacidad de aportar servicios, bienes, habilidades… si vencemos la costumbre de ser “contratados/as” para recibir las monedas que nos den la “felicidad” a plazos. Salgamos de ese círculo y ampliemos nuestras habilidades y conocimientos en colectivo, ¡empoderémonos!.

Recordar que cada compra es un voto. Es nuestra decisión y responsabilidad ser conscientes de a quienes financiamos con nuestro trabajo y nuestro consumo, si al mercado neoliberal o a los/as productores/as locales.

Por si queréis ampliar, de paso comparto un medio muy interesante, La independiente digital, os paso un artículo de Julio Gisbert sobre economía social y la publicación colectiva Queremos vivir sin capitalismo, donde podéis leer sobre Redes de intercambio, página 15.

¡Salud y empoderamiento!

La mujer libre, Emma Goldman


El gran defecto de la emancipación en la actualidad estriba en su inflexibilidad artificial y en su respetabilidad estrecha, que produce en el alma de la mujer un vacío que no deja beber de la fuente de la vida.

En una ocasión señalé que parece existir una relación más profunda entre la madre y el ama de casa del viejo estilo, aun cuando esté dedicada al cuidado de los pequeños y a procurar la felicidad de los que ama, y la verdadera mujer nueva, que entre esta y el término medio de sus hermanas emancipadas. Las discípulas de la emancipación pura y simple pensaron de mí que era una hereje digna de la hoguera. Su ceguera no les dejo ver que mi comparación entre lo viejo y lo nuevo era simplemente para demostrar que un gran número de nuestras abuelas tenían más sangre en las venas, más humor e ingenio, y, por supuesto, mucha más naturalidad, buen corazón y sencillez, que la mayoría de nuestras profesionales emancipadas, que llenan los colegios, aulas universitarias y oficinas. Con esto no quiero decir que haya que volver al pasado, ni que condene a la mujer a sus antiguos dominios de la cocina y los hijos.

La salvación esta en el avance hacia un futuro más brillante y más claro. Necesitamos desprendernos sin trabas de las viejas tradiciones y costumbres. El movimiento en pro de la emancipación de la mujer no ha dado hasta ahora más que el primer paso en esa dirección.

Hay que esperar que se consolide y realice nuevos avances. El derecho al voto y la igualdad de derechos civiles son reivindicaciones justas, pero la verdadera emancipación no comienza ni en las urnas ni en los tribunales, sino en el alma de la mujer. La historia nos cuenta que toda clase oprimida obtuvo la verdadera libertad de sus señores por sus propios esfuerzos. Es preciso que la mujer aprenda esa lección, que se dé cuenta que la libertad llegara donde llegue su capacidad de alcanzarla. Por consiguiente, es mucho más importante que empiece con su regeneración interior, que abandone el lastre de los prejuicios, de las tradiciones y de las costumbres.

La exigencia de derechos iguales en todos los aspectos de la vida profesional es muy justa, pero, después de todo, el derecho más importante es el derecho a amar y ser amada. Por supuesto, si la emancipación parcial ha de convertirse en una emancipación completa y autentica de la mujer, deberá acabar con la ridícula pretensión de que ser amada, convertirse en novia y madre, es sinónimo de esclava o subordinada. Tendrá que terminar con el estúpido concepto del dualismo de los sexos, o de que el hombre y la mujer representan dos mundos antagónicos.

La mezquindad separa y la libertad une. Seamos grandes y desprendidas y no olvidemos los asuntos vitales, agobiadas por las pequeñeces. Una idea verdaderamente justa de la relación entre los sexos no admitirá los conceptos de conquistador y conquistada; lo único importante es darse a sí mismo sin límites para encontrarse más rico, más profundo y mejor. Solamente eso puede llenar el vacío y transformar la tragedia de la mujer (*yo diría que de las personas en general) emancipada en una alegría sin límites.

Emma Goldman (1869-1940), anarquista norteamericana de origen judío-lituano. Tomado de la antología de Irving Horowitz LOS ANARQUISTAS (Vol. 1)
* y cursivas de Laura D. Rosado.

La creatividad como actitud 2.0

La Creatividad es la energía que representa ese don extra y personal que se le pone a la actividad que se está realizando, claramente es una actitud bien formada ya que representa a la individualidad en todo su esplendor. Esta actitud representa un claro enfoque interior, y esto no sólo se ve reflejado en las artes, la creatividad no sólo se encuentra plasmada en la pintura, la música o la escritura. La creatividad se encuentra plasmada en todas las actividades terrenales, desde las más rutinarias y simples, desde nuestros pensamientos y emociones pasando por el plano laboral, hasta el ocio y diversión, en la intimidad… la creatividad es una clara forma de ser únicos/as.

Si nos ponemos a pensar un instante, nos daremos cuenta de que no todos/as podemos ser pintores/as o músicos/as, si todos/as los fuéramos, la pintura, la música, perderían tal vez su bello esplendor. Por ello, no hay necesidad de englobar todo de una sola manera. Para que exista lo hermoso tiene que existir lo feo, y no por ser feo termina siendo menos importante que lo lindo, sino que por haber lo feo existe lo hermoso. Todo somos un todo y cada detalle es fundamental para encontrar el equilibrio de la vida en general. Es como cuando no hemos asumido nuestra muerte, tampoco hemos asumido nuestra vida. Son dos polos del mismo aspecto y si queremos realmente conocer ese aspecto hay que darle la vuelta y, de vez en cuando, ponerse patas arriba, como dice nuestro estimado Eduardo Galeano. Cuestionar nuestras actitudes sin ego –sino como si fueran tráfico que pasa-, alejar y acercar el zoom con que miramos y juzgamos, eliminar veredictos, reconstruir nuestra cultura según nuestro criterio integral, ver la misma situación en positivo y en negativo –como los revelados-, detectar el éter –que es quien une todo y no por no tener materia es menos importante-, aceptar humildemente que no lo sabemos todo ni tal vez sea necesario.

Si hago el pino y llego a la misma visión que cuando estoy en pié, entonces, creo que estamos más cerca de una cosmovisión compartida o de lo que se llama objetividad. Pero la inflexibilidad de nuestro punto de mira, muchas veces es la represora de la creatividad, si no nos permitimos la posibilidad ya lo estamos haciendo imposible.

La creatividad está asociada a lo espiritual, toda acción que sirva para hacer placenteramente algo que logre encontrar tranquilidad en el todo, y esto no necesariamente tiene que estar atado en el plano económico, si esta acción se encuentra de la mano de algún crecimiento interior ya se puede relacionar directamente con la creatividad. Al encontrarse enredada con el plano espiritual de lo divino hay una relación directa de la creatividad con este plano espiritual, cuanto más divino te vuelvas más creativo serás.

Si nos paramos un segundo a reflexionar sobre las diferentes religiones presentes en nuestra tierra veremos que en todas aparece un Dios que es el creador, y en todas ellas hay una relación directa de la creatividad con lo divino, se relaciona directamente a lo creativo con una cercanía directa hacia este plano de divinidad.

El concepto de creatividad que propongo se refiere a plasmar nuestra actitud única y personal, buscando el espacio y el canal propicio para adquirir un conocimiento profundo, un desarrollo en el plano espiritual de lo divino, el momento de crear en nuestro camino personal. Se trata de cuidar nuestra aportación al bien comunal, procurando que sea propositivo y creativo, superando la protesta indignada. No se necesita de mucha experiencia para plasmar lo único presente en nuestro ser, simplemente es tomar la decisión firme de actuar en el momento justo, sin juzgarnos, simplemente siendo. Expresa tu creatividad.

Yo empecé aplicando los principios de no opinión, no crítica –sino propuesta- y tomar conciencia estando atenta a lo que hay y no tanto a lo que mi ego quiere que haya, intentando que cada pensamiento y cada acto cotidiano sutil sea creativo. Sumemos y multipliquemos desde lo más íntimo (nuestros pensamientos, sentimientos, expresiones) hasta lo más común, (nuestros actos, espacios y aportaciones). Localicemos cuando estamos en realidad restando o dividiendo en estos planos y procuremos canalizarlo creativamente, atendiendo a lo que nuestras divisiones manifiestan en nosotras/os.

Se trata de fluir como el agua que salpica, se filtra o se evapora, adaptándose a lo que la existencia le procure. En lugar de apartar las piedras del camino, se trata de fluir sobre ellas, aceptándolas e integrándolas como parte de nuestro andar. Para mí es una fuente de canalización del amor que porto, siendo útil para reciclar los sentimientos, pensamientos que generan miedo, rabia, competitividad, agresividad… y que  me anclan de nuevo en lo contrario, que es lo que en realidad deseo, la creatividad. Cuando este hecho se da en colectivo surge un momento de felicidad total y es para mí cuando se da la utopía y la revolución integral en nuestro ser.

Te invito a realizar este camino revisando qué traes en tu mochila, ya que el viaje es denso y profundo. Simplifiquemos nuestras mentes para retomar nuestra esencia.

Gracias por ser y estar en este momento.

Inspirado en Osho- Zen y Tao Te King.