Empoderarse en salud ambiental

Últimamente se habla mucho de empoderamiento y muchas personas se preguntan qué es exactamente.

El empoderamiento es el acto de conocer las condiciones de algo, para poder tomar decisiones y de esa manera poder modificarlas. Es una estrategia adaptativa donde se ejerce la responsabilidad y la oportunidad de un verdadero desarrollo. Sería lo que facilitaría que crezcamos no en super-vivencia, sino en con- vivencia, pensando por encima de nuestras preferencias- egos, en el bien comunitario, es decir, el nuestro propio.

Proviene de la Escuela de Paulo Freire, autor de la Pedagogía del/a oprimido/a, entre otras obras, siendo aplicada en diversos campos con diferentes perspectivas. Por ejemplo, el empoderamiento en salud está relacionado con la promoción de la salud, teniendo como objetivo el control de sus determinantes, por ejemplo la soberanía alimentaria o el acceso a las plantas medicinales de uso milenario.  Aunque el empoderamiento es aplicable a todos los grupos vulnerables o marginados, su nacimiento y su mayor desarrollo teórico se ha dado en relación a las mujeres durante los años 80.

Empoderarse es un proceso por el cual las personas fortalecen sus capacidades, confianza, visión y protagonismo como grupo social para impulsar cambios positivos de las situaciones que viven, desdibujando la organización jerarquizada de manera piramidal para convertirla en lo más horizontal posible, tomando en cuenta la importancia de la capacidad de decisión en nuestras vidas. Por tanto, se apela a la responsabilidad social, materia pendiente en la cultura capitalista y principalmente en las generaciones occidentales más jovenes.

Para tomar decisiones basadas en el conocimento se están dando cada vez más iniciativas formativas, cooperativistas y de acompañamiento en diversos aspectos estructurales: la salud, la educación, la soberanía alimentaria, el ocio, etc. Ante la situación que acontece en la Europa y la España actuales, hay un emergente entusiasmo -auspiciado por la necesidad- de recuperar el conocimiento ancestral y una mayor autonomía, buscando una mayor resiliencia, en términos de respeto con los seres y espacios que nos acompañan en este camino de la vida. Resiliencia no como adaptación al sistema imperante, sino como parte activa que lo modifica y enriquece en favor del bien comunitario, al estar empoderados/as.

En mi caso, trato de empoderarme y facilitar el empoderamiento de quienes se acerquen receptivos/as a ello, compartiendo lo que conozco y me apasiona. Es la salud ambiental y la ecología, bajo la óptica antropológica y sociológica, siempre aplicada en mejoras de nuestras formas de vida.

Espero que resulte útil esta propuesta, que me gustaría seguir compartiendo, ya que veo que tiene muy buenos resultados. He conocido a muchas personas interesadas en mejorar su salud y aprender a vivir en coherencia con las necesidades de la realidad social y ecológica. Y  me consta que han aprendido algo útil, me animan a seguir haciendo este trabajo, a pesar de las condiciones, a veces, difíciles, por la oposición de nuestros sistemas educativos y sanitarios, frente al empoderamiento de las personas.

Si consideras útil esta información y quieres iniciar un proceso de empoderamiento en salud, difunde y participa en el TALLER DE SALUD AMBIENTAL Y ECOLOGÍA DOMÉSTICA.

Gracias y Salud.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s