Soñar y conocer nuestros dragones

Cuando una sueña sola, solamente es un sueño.
Cuando muchas personas sueñan juntas, es el comienzo de una nueva realidad.
 Friedensreich Hundertwasser
logo dragondreaming

 

Dragon Dreaming es una metodología para el diseño y gestión de proyectos. Está inspirada en el activismo social y ambiental, la nueva física, las geociencias, los sistemas vivos, la teoría del caos y la complejidad, y la antigua sabiduría sostenible de la cultura aborigen australiana.

El proceso comienza soñando lo que queremos realizar y se ayuda de preguntas generativas, por ejemplo:

¿Cómo tiene que ser este proyecto para que tu puedas decir al final del mismo (puedes delimitarlo con tiempo si deseas) que ha sido la mejor inversión de mi tiempo y energías?

Un proyecto es toda acción que tiene un objetivo y un tiempo para cumplirse, también puede ser una pareja,  realizar una compra, etc.

Visita la web de la Federación española y aprende una nueva herramienta de desarrollo personal y social.

Eliminar el plástico de nuestros alimentos

Una importante iniciativa contra la contaminación alimentaria con Bisfenol A en España

Carlos de Prada, impulsor del Fondo de Salud Ambiental y de la campaña para la prohibición del bisfenol A.
Carlos de Prada, impulsor de la campaña

Hogar sin Tóxicos acaba de lanzar una campaña pionera, impulsada  por el periodista y Presidente del Fondo de Salud Ambiental Carlos de Prada. Esta iniciativa tiene el objetivo de que se elimine el Bisfenol A en cualquier clase de material que pueda estar en contacto con alimentos y bebidas en España.

El Bisfenol A es una sustancia química artificial que se emplea en la fabricación de plásticos (botellas, tuppers, utensilios de cocina,…) y en el recubrimiento interior de las latas de conserva y latas de bebida. Es un disruptor endocrino, lo que significa que puede alterar el funcionamiento de nuestro sistema hormonal, mimetizando y suplantando el efecto de nuestras hormonas. El bisfenol A se ha relacionado con alteraciones del desarrollo cerebral, enfermedades cardiovasculares, diabetes, obesidad, infertilidad, cánceres de mama y próstata, etc.

Es el disruptor hormonal más estudiado. Cientos de estudios científicos muestran que puede causar efectos a niveles muy bajos de concentración.

El Dr. Nicolás Olea

Todos y todas tenemos bisfenol A en nuestro organismo, y la principal vía por la que nos llega es a través de la alimentación, debido a la composición de recipientes, utensilios y envases. Es uno de los resultados que arroja la actividad científica de alto nivel que lleva a cabo el Dr. Nicolás Olea desde 1977 en la Universidad de Granada, siendo Catedrático de Medicina e Investigador Principal de uno de los grupos pioneros en salud ambiental en España.

El bisfenol A ya se eliminó en la UE en biberones infantiles en 2011, pero se trata de una medida excesivamente limitada e insuficiente y muchos países ya están ampliando esta prohibición. Francia ha sido el primer país de la UE en prohibirlo en todos los materiales de uso alimentario, y otros países europeos también han iniciado movimientos en este mismo sentido.

En España aún no se ha hecho nada para prohibir el bisfenol A en todos los materiales de uso alimentario.

Lo que suceda con el Bisfenol A, que es el contaminante hormonal “estrella” puede marcar el camino de lo que se haga con todos los  demás disruptores endocrinos. Es una batalla clave en la que están en juego cosas importantísimas para proteger la salud humana y la de la Naturaleza frente a los efectos de los contaminantes químicos, como el que se asuma que los supuestos niveles “bajos” de concentración de muchos contaminantes que ya tenemos en nuestros cuerpos pueden causar efectos. Mientras, algunas agencias que debieran velar por nuestra salud desoyen lo que dicen centenares de investigaciones científicas y establecen niveles supuestamente “seguros” de exposición a sustancias como estas.

Gracias a Carlos y a Nicolás por llevar a cabo esta iniciativa tan necesaria y valiente.

Para aprender más sobre la salud ambiental y la ecología doméstica, os recomiendo el curso que codirijimos este año Nicolás y yo en la Universidad de Granada, 2 créditos ECTS para alumnado de ciencias de la salud, farmacia, trabajo social, derecho y empresariales, ver aquí

+ INFO

Presentación de la campana en TVE1

2013 Campaña BPA De Prada y Olea

Resumen

Firmar y apoyar la campaña

Talleres de creatividad, volver al estado de juego

Las actividades creativas son herramientas muy poderosas para trabajar nuestras fuentes de salud.

Existen diversas técnicas y prácticas que pueden ayudarnos a acercarnos de una manera especial a nuestras emociones, deseos, proyecciones, recuerdos, conflictos y fuentes de salud. La concentración, la memoria, la psicomotricidad fina y la imaginación movilizadas, activas, a la vez que expresamos algo que habita en nuestra mente, son aspectos que pueden beneficiar a las personas que necesitan restablecer su estado de salud. Cuando existen problemas de desarrollo cognitivo, como es el caso de la exposición a productos contaminantes (neurotóxicos), el trabajo terapéutico mediante las artes creativas ofrece resultados muy satisfactorios. Facilita la canalización y el trabajo de raíz con los determinantes de nuestro estado, sin usar técnicas o medicaciones que actúan sobre los síntomas sin trabajar sus causas,  como las terapias cognitivo- conductuales o los psicofármacos para tratar los estados de ánimo.

Mediante las técnicas artísticas que conocemos, podemos ejercitar nuestro cerebro y cuerpo de una manera agradable y podemos conectar con el estado más virtuoso, la predisposición al juego sin ego ni expectativa, tal como hacíamos en nuestra infancia. Es lo que se llama “esencia” y se le atribuye ser nuestra fuente de salud más básica. Muchas veces, esta expresión es difícil por la carga de conflictos, emociones que tenemos acumuladas. Los talleres que propongo tienen como objetivo ayudar en esta “descarga” personal y son:

A. El ejercicio de la pintura libre, (improvisada) o la expresión plástica per se. De manera divertida y espontánea, facilita la liberación emocional que, en compañía de personas experimentadas, es una técnica para afrontar los conflictos más internos, si se tienen. Si no es el caso, puede ser un encuentro multicolor que experimente la imaginación de cerca.

Nos puede dar mucha información de los bloqueos que guardamos inconscientemente y de nuestro estado de desarrollo cognitivo, emocional y psicológico. Son factores internos y únicos, (ecología individual) que necesitan expresarse, reconocerse y ser trabajados para el restablecimiento de nuestro estado de salud.

Son técnicas muy constructivas y satisfactorias, tanto para un acercamiento a los/as pacientes si eres profesional sociosanitario/a, como para conocerte a tí mismo/a, si quieres practicarlo en tu casa.

Se utilizan materiales ecológicos y se requiere un espacio suficientemente amplio como para movernos. Taller grupal o individual.

B. El juego teatral es otra herramienta muy rica para profundizar en nuestras inquietudes y habilidades. Existen numerosas técnicas que ayudan a exteriorizar nuestras emociones de manera canalizada, mejorar nuestra capacidad de expresión, tomar conciencia de nuestros cuerpos y sensaciones, incluso tomar decisiones y resolver conflictos personales. Por ejemplo, a través del role- playing (simular una situación personal conflictiva buscando su resolución), a través de la construcción de “personajes” podemos conocernos a nosotras/os mismos desde “fuera”, evitando juicios y canalizando lo que sentimos. También mediante las técnicas de trabajo actoral entrenamos la expresión oral, la expresión no verbal, la voz y la capacidad física de movimiento, aspectos que mejoran nuestro bienestar, nuestra confianza en nosotras/os mismos y mejora la capacidad de relacionarnos con los/as demás.

Las sesiones de juego teatral, se inician con ejercicios de relajación, visualización y psicomotricidad. Posteriormente se realizan ejercicios de expresión y finalmente se construyen personajes. Existen numerosas posibilidades en función del tiempo disponible, por lo que también se pueden llevar a cabo sesiones semanales, para que el trabajo se dosifique y sea más amplio. No obstante, en una tarde de juego teatral podemos aprender mucho de nosotros/as mismos/as.

Se necesita espacio suficiente para movernos, una esterilla o mantita para estirarnos en el suelo y un objeto significativo para nosotras/os.

Consulta, según tus necesidades, cómo podemos organizar un taller para tí y tu grupo.

lauradrosado@gmail.com

¡GRACIAS Y SALUD!

Nace la Red Cooperativa EcoSalud

¡BIENVENIDOS Y BIENVENIDAS!

Después de muchos meses de trabajo, reflexión, información, formación y cooperación…. al fin está naciendo este proyecto, en el que tenemos muchas ilusiones puestas.

Esperamos que apoye la cohesión socioeconómica que, a la luz de la realidad en que convivimos, se hace tan necesaria.

Partiendo del empoderamiento, como acto de estar informados/as y actuar creativamente para procurarnos las mejores condiciones de existencia, la Red EcoSalud, se articula mediante el sistema cooperativista, integrando diversos proyectos autónomos/ autogestionados que trabajan en el campo de la ecología o la salud.

Os esperamos en EcoSalud, difunde este blog entre las personas o entidades que consideres interesadas en participar responsablemente.

Blog de la Red Cooperativa EcoSalud

Gracias y ¡EcoSalud!

Economía social, el sistema de intercambio en comunidad

En el contexto de crisis económica que vivimos, cada vez somos más las personas que buscamos satisfacer nuestras necesidades sin hacernos cómplices del mercado neoliberal que ha convertido en negocio nuestra alimentación, salud, vivienda, educación, ocio, espiritualidad… Colonizando nuestra cultura e incluso nuestra imaginación.

Fruto de esta imaginación superviviente, del amor a la libertad, la igualdad y la creatividad, surgen cada vez más iniciativas de economías sociales, con el objetivo de que nuestros trabajos e impuestos sirvan para desarrollar y financiar los servicios públicos que necesitamos, tal como los necesitamos y no para fomentar descaradamente la riqueza de grupos elitistas que además nos excluyen de los procesos decisorios y los servicios públicos de calidad. Muchas iniciativas emergen ofreciendo herramientas de transición para tal cambio.

Una de estas iniciativas, que rescata y reorganiza el modo económico más antigüo de la humanidad, es el sistema Community Exchange System, (CES, en su nomenclatura original). Se erige como una forma de canalizar nuestras economías, al margen del dinero y favoreciendo el intercambio en redes de confianza.

Se basa en el intercambio de bienes y servicios y se utiliza de manera creciente en todo el planeta. Funciona como un banco del tiempo, un lugar donde hacer trueques o proponer nuevas monedas como los ECOS, utilizados por la Cooperativa Integral Catalana, por ejemplo.

Se trata de poner en alza los valores, las habilidades y capacidades que tenemos como personas creativas y que son anuladas o reprimidas por este orden mundial, donde el dinero que tenemos o dejamos de tener -si nos descuidamos- tinta incluso nuestras identidades.

Una forma de empoderamiento es sobreescribir esta dualidad que sufrimos “tener/no tener” con la de compartir/crear.

La primera es la que conduce tantas veces a la avaricia, la codicia, la usura, el individualismo, la rabia, la exclusión, la desigualdad y la marginación de personas que tienen como prioridad en sus vidas otros aspectos que no son mercantiles.

El desarrollo de  seres conscientes, creativos, ingenieros y artesanos sociales, dinamizadores de las sociedades verdaderamente avanzadas, correspondería al campo de la cooperación/creación. Este desarrollo parte desde nuestra individualidad, como células de un organismo que funciona como un todo, gracias a las aportaciones “locales” al bien común. Cuando los colectivos están anclados en la sostenibilidad, el respeto al medio que los cobija, como respetar los ciclos reproductivos de  la naturaleza, la motivación no puede ser lucrativa ni fomentar las desigualdades. La propuesta está en la línea de la motivación creadora, más allá de la indignación sumisa.

Os invito a conocer la experiencia y a participar en ella. Cuantas más personas y grupos lo hagamos, mayores posibilidades disfrutaremos.
Todas las personas tenemos la capacidad de aportar servicios, bienes, habilidades… si vencemos la costumbre de ser “contratados/as” para recibir las monedas que nos den la “felicidad” a plazos. Salgamos de ese círculo y ampliemos nuestras habilidades y conocimientos en colectivo, ¡empoderémonos!.

Recordar que cada compra es un voto. Es nuestra decisión y responsabilidad ser conscientes de a quienes financiamos con nuestro trabajo y nuestro consumo, si al mercado neoliberal o a los/as productores/as locales.

Por si queréis ampliar, de paso comparto un medio muy interesante, La independiente digital, os paso un artículo de Julio Gisbert sobre economía social y la publicación colectiva Queremos vivir sin capitalismo, donde podéis leer sobre Redes de intercambio, página 15.

¡Salud y empoderamiento!

Consumidas por el consumo

Os presento el último artículo que he publicado sobre alimentación y salud,

Enfermedades Ambientales, consumidas por el consumo.

Publicado en la revista de la

Federación Andaluza de Consumidores y Productores Ecológicos, FACPE.

Edición dedicada a los Sistemas participativos de garantía, con artículos sobre

cooperativismo, agroecología, decrecimiento, salud, entre otros temas.

La mujer libre, Emma Goldman


El gran defecto de la emancipación en la actualidad estriba en su inflexibilidad artificial y en su respetabilidad estrecha, que produce en el alma de la mujer un vacío que no deja beber de la fuente de la vida.

En una ocasión señalé que parece existir una relación más profunda entre la madre y el ama de casa del viejo estilo, aun cuando esté dedicada al cuidado de los pequeños y a procurar la felicidad de los que ama, y la verdadera mujer nueva, que entre esta y el término medio de sus hermanas emancipadas. Las discípulas de la emancipación pura y simple pensaron de mí que era una hereje digna de la hoguera. Su ceguera no les dejo ver que mi comparación entre lo viejo y lo nuevo era simplemente para demostrar que un gran número de nuestras abuelas tenían más sangre en las venas, más humor e ingenio, y, por supuesto, mucha más naturalidad, buen corazón y sencillez, que la mayoría de nuestras profesionales emancipadas, que llenan los colegios, aulas universitarias y oficinas. Con esto no quiero decir que haya que volver al pasado, ni que condene a la mujer a sus antiguos dominios de la cocina y los hijos.

La salvación esta en el avance hacia un futuro más brillante y más claro. Necesitamos desprendernos sin trabas de las viejas tradiciones y costumbres. El movimiento en pro de la emancipación de la mujer no ha dado hasta ahora más que el primer paso en esa dirección.

Hay que esperar que se consolide y realice nuevos avances. El derecho al voto y la igualdad de derechos civiles son reivindicaciones justas, pero la verdadera emancipación no comienza ni en las urnas ni en los tribunales, sino en el alma de la mujer. La historia nos cuenta que toda clase oprimida obtuvo la verdadera libertad de sus señores por sus propios esfuerzos. Es preciso que la mujer aprenda esa lección, que se dé cuenta que la libertad llegara donde llegue su capacidad de alcanzarla. Por consiguiente, es mucho más importante que empiece con su regeneración interior, que abandone el lastre de los prejuicios, de las tradiciones y de las costumbres.

La exigencia de derechos iguales en todos los aspectos de la vida profesional es muy justa, pero, después de todo, el derecho más importante es el derecho a amar y ser amada. Por supuesto, si la emancipación parcial ha de convertirse en una emancipación completa y autentica de la mujer, deberá acabar con la ridícula pretensión de que ser amada, convertirse en novia y madre, es sinónimo de esclava o subordinada. Tendrá que terminar con el estúpido concepto del dualismo de los sexos, o de que el hombre y la mujer representan dos mundos antagónicos.

La mezquindad separa y la libertad une. Seamos grandes y desprendidas y no olvidemos los asuntos vitales, agobiadas por las pequeñeces. Una idea verdaderamente justa de la relación entre los sexos no admitirá los conceptos de conquistador y conquistada; lo único importante es darse a sí mismo sin límites para encontrarse más rico, más profundo y mejor. Solamente eso puede llenar el vacío y transformar la tragedia de la mujer (*yo diría que de las personas en general) emancipada en una alegría sin límites.

Emma Goldman (1869-1940), anarquista norteamericana de origen judío-lituano. Tomado de la antología de Irving Horowitz LOS ANARQUISTAS (Vol. 1)
* y cursivas de Laura D. Rosado.